domingo, 1 de septiembre de 2013

IRONÍAS



 IRONÍAS 

Parece ser que las cosas del altísimo, han subido más que el costo de la vida, incluyendo la alicaída canasta familiar. Los “seguros de salud” no son “tan seguros”, porque, primero se debe esperar a que la compañía aseguradora apruebe la atención, el test, o la cirugía, mientras el paciente espera dolorido, quizá contando sus últimas horas en solitaria compañía del mundanal ruido; y si eso ocurre, no tan solo, que por pobre a uno no lo pueden despachar las funerarias, sino también los ministros de la Santa Madre Iglesia católica que han encarecido los servicios religiosos. Que cosa mas grande chico, diría un cubano. Si no quieres pudrirte en el purgatorio o resbalarte a los pagos de Mefistófeles, echa mano al bolsillo y compra indulgencias a como de lugar. Tal es caso de algunos feligreses seguidores acérrimos del “Opus Dei” (Obra de Dios). Institución millonaria creada bajo los auspicios de la “Santa Sede” cuyos miembros están casi obligados a dar jugosas donaciones, además, resaltar la importancia a la virtud de la caridad, comprensión, compasión, cortesía, ayuda y solidaridad con los necesitados; empero, se sabe de algunos integrantes que están muy lejos de solidarizarse, inclusive con algún familiar muy cercano.     

Bien me aconsejaba mi abuelo de pelo blanco. Hazte cura o militar, las dos profesiones garantizan larga vida, seguridad económica, absoluta tranquilidad de conciencia.

Lastima amigos míos que en eso de la-tinajos y teologías me fue mal; peor con lo de las botas y uniformes; inimaginable para mi cepillarme los dientes, almorzar e ir de siesta, dormir al final de la jornada diaria con aquello: “si mi sargento, teniente, capitán, coronel, general” pues esa negativa- cabeza dura de este pecho nacido para “andariego” y poetrasto de real medio- me valió la aventura de estar acá en New York, nota non grata, pero, anverso afortunado, me dio la oportunidad y el privilegio del Facebook y conocerlos.

Ironías, que ironías de la vida. Si inclusive fui “caballero de compañía” durante cinco años. A estas alturas intento culpar a una ex monja que me introdujo en ese mundillo y no me podía salir so chantaje de todo el entorno y las fotos. De otra manera estaría en alguna sacristía con alguna monja bandida.

Un poquito de humor, tanto circunloquio solo para decirles que este lunes dos de septiembre resaltaremos una vez más un feriado largo, la celebración de: "Labor Day" protestando duramente contra una empresa abusiva, de comida rápida, ademas, estamos ad-portas en medio de una crisis económica, de participar sin ser invitados en otra guerra, mientras que millones de personas en los estados de la “Unión Americana”, esperamos la tan ansiada reforma migratoria, y muchos latinos en New York, nos uniremos respetuosos y afligidos a una celebración electoral que más parece una celebración fúnebre por los candidatos para la alcaldía de la ciudad.

                                                          Arturo Ruiz-Sánchez
                                                       New York, Agosto, 2013
                                            www.arturoruiz-sanchez.blogspot.com