jueves, 7 de noviembre de 2013

EN EL SEXTO MES DE TU PARTIDA



EN EL SEXTO MES DE TU PARTIDA.

Para ti Andrés Ruiz-Ch.

Estoy acompañado por la soledad de la madrugada y por la inmensidad de los recuerdos, y veo tu silueta, tal vez más imprecisa… me ensordece el silencio, y me ciega una lágrima fácil oculta en la añoranza.
Quisiera soñar un poco más que estamos juntos y sentirme que aún somos cómplice de aventuras…Pero viejito lindo, te marchaste un día soleado de primavera, te adelantaste en el camino y tu familia plena, plasmó tu sonrisa en la memoria.
Hoy querido viejito, sabemos que desde las alturas alcanzas a vernos y nos cobijas con tus manos, y caminamos hacia el naciente para capturar los primeros rayos del alba. Es que en ellos renacemos y nos iluminamos de vida.
Hoy querido viejo, soy como un pájaro herido, planeando sobre la brisa helada del cambiante otoño que se cuela en mis pulmones, pero que me revitaliza al devolverme lo mejor de ti. 
Las horas van despojando de luces la noche que nos abriga para prolongar nuestro ensueño.
Te extraño mi querido viejo. Que el Gran Arquitecto del Universo te bendiga siempre.
                                             Arturo Ruiz-Sánchez