domingo, 11 de mayo de 2014

UN CUMPLEAÑOS CUALQUIERA

UN CUMPLEAÑOS CUALQUIERA

Hoy es un cumpleaños cualquiera de un habitante anónimo y escasamente conocido por un puñado de sangre y poquísimas amistades.
Hoy precisamente me encuentro en el comienzo de uno nuevo, dejando el antiguo a pujanza de valentía.
Hoy precisamente cuando hace algunos dias recordamos el viaje al oriente eterno de mi querido viejo.
Hoy precisamente cuando nos abraza la preocupacion y la tristeza de tener a un amado hermano en situación dificil en la cama de un hospital...

Recientemente concedí la razón a un ex compañero, él enfatizaba mi escasez de amigos, y a manera de mecanismo de defensa le decía: la amistad de pocos me basta y me sobra en generosidad de sinceridad, lealtad y cortesía; estímulo desprendido que me obsequió las felices circunstancias de días recordados, de fecha borrosa en que tuve el privilegio de conocerlos.
Afán en la que no me puedo sustraer, porque como simple mortal quiero saciar mi sed de amistad y de insondables sentimientos.

Innumerables vivencias se han acumulado en mi vida, poco espacio he restado a mi existencia, mis pocas canas ya se deslucieron, otras, aun primaverales están irrumpiendo en mi cabeza amenazando tal vez un pronto nevado veraniego.

Gracias a Dios por el privilegio de conservarlos, vulneraría mi presencia, quebrantaría contra mí ser existencial si osara sacrificar los pocos cabellos y su plateada mansedumbre.

Qué más da si empiezan a llegar algunas dolencias sin pedirme permiso, las muy atrevidas llegaran y amenazan vivir conmigo, cómodas y gratuitas, ni siquiera ayudaran a pagar las deudas, las muy infames lindas.

Hoy no sé qué decirle a mi musa cuando me inspire alguno que otros versos heridos que apuntalan mi existencia, solo sé que contra viento y marea aun tengo vida, inconmensurable riqueza existencial.
Debo agradecer a Dios por todo lo que tengo, también por todo lo que me privo de obtenerlo. Empero, creo que aún tendré tiempo para lograrlo.

Un no rotundo a los arrepentimientos fariseos, no calzo esa medida; si, una desmedida ambición sana y pura, para hacer que el amor florezca siempre y que la amistad vuelva a salir del horno como pan de cada día.

Tal como un suspiro en una poesía, quizá en una prosa, es mi cumpleaños y
de tanto vagar en mi barata filosofía olvidé de cuantos años cumplo.

"Hay algo de insensato en un cumpleaños que llega, así como también hay algo de sensato en la vida que escapa". Filosofía existencial de pura cepa.
Gran Arquitecto del Universo, concedenos la gracia del mejor presente en este nuevo cumpleaños, la prerrogativa de una pronta recuperacion de mi hermano.

Que el céfiro de la verde primavera sople cánticos de esperanzas y éxitos.
Aprecio desde ya los saludos. Gracias mil, familiares y amigos. Arturo Ruiz-Sánchez