jueves, 4 de diciembre de 2014

RECORDANDOTE QUERIDO VIEJO, MI AMIGO



RECORDANDOTE QUERIDO VIEJO, MI AMIGO.
Querido viejito lindo, es miércoles 03 de diciembre, imagínate, el tiempo no perdona y trascurre inexorable; fíjate que después de estos diecinueve meses acontecidos aun recuerdo aquel viernes a las 10.20 de la mañana que nos dijiste hasta siempre e iniciaste tu viaje al oriente eterno a la diestra del Gran Arquitecto del Universo.
Viejito lindo como olvidar aquellos aciagos días compartidos que aprovechaste para despedirte de cada uno de nosotros; como olvidar tus grandes ojos que graficaban la dualidad que te embargaba, la tristeza de la despedida a tu viaje sin retorno y la alegría de ponerle punto final a la dolorosa agonía.

Querido viejito quiero decirte que tu familia te recuerda; tu esposa, nuestra madre que te extraña, no sabes cuánto, también tus hijos y nietos dispersos por el mundo siempre conmemoramos tu amor y carisma tan especial; y te diré algo que me conmovió; recibí la llamada de una de tus nietas para decirme que te extrañaba muchísimo y preguntándome por tu flor favorita y no supe que responderle.
Hoy miércoles 03 de diciembre, viejito querido quisiera recordarte como caballero de la alegría, con la expresión alegre y dulce de tu rostro cuando me relatabas tus añoradas experiencias de juventud; cuando soliamos cantar aquellas canciones que tanto te gustaban; también, imaginando nuestras largas caminatas por nuestra grandiosa amazonia, por los momentos deliciosos de nuestras playas del sur, de los paseos interminables en New Jersey, y de tu recorrido por las orillas de Vila Nova y La Geltru.
Hoy viejito lindo aun nos deleitamos con tu sonrisa, con tu voz, y sentimos la fuerza de tu amor en cada remembranza. Te amamos querido viejo, mi gran amigo.
Siempre estaremos juntos.
Que el G.A.D.U te bendiga.