viernes, 9 de enero de 2015

NEW YORK, VIERNES DE NEVADA EN PLENITUD


NEW YORK, VIERNES DE NEVADA EN PLENITUD
Nueva York, hoy la amarga nieve coloreo todos tus caminos de un manto blanco, y este crudo invierno cómplice de sus vientos sacude los árboles desguarnecidos dejando caer dualidades; abandonos deliciosos, divinos, y angustias de agonía.
Hoy al recorrer tus calles las piernas van temblando igual que la escarcha blanquecina; y la gente porta una mirada llena de tristeza, y ese orgulloso rostro neoyorquino palidece ante la voluptuosidad de ésta helada.
Y la colina inquebrantable de mi silencioso y olvidado espacio se funde en la refulgente nieve que abrasan a los pájaros de recio espíritu.
Luego por esos contrastes de la madre natura, el sol se despereza alegremente bañando con tenues rayos este atardecer, y brota como por encanto una afección dulcísima que ilumina y apuntala mi existencia y que se place en la exquisita tentación de llamarte porque solo así calmo esta sed con el privilegio de escucharte.
Hoy en el ínterin de escribirte adivino que estas dormida, rendida después de un arduo día. Yo esperaré las largas sombras de la noche de este invierno y beberé un purpúreo vino para soñar contigo.
Arturo Ruiz-Sanchez/INCONGRUENCIAS
www.arturoruiz-sanchez.blogspot.com